Viernes, 11 Septiembre 2015 01:36

¿Quien puede reclamar en caso de fallecimiento?

Escrito por 
Valora este artículo
(0 votos)

despedida ser querido

¿Quién puede reclamar en caso de fallecimiento?

 

El anteproyecto de Ley de Reforma del sistema para la valoración de los daños perjuicios causados a las personas en accidente de circulación, pretende adaptar el vigente Baremo al principio de indemnidad total, para conseguir una mejora de la individualización del daño mediante la revisión de los diferentes perjuicios que pueda sufrir una víctima, atendiendo a sus circunstancias personales, familiares y económicas.

 

En consecuencia no surge la pregunta de ¿quién puede reclamar en caso de fallecimiento?

 

En caso de muerte existen cinco categorías de perjudicados: el cónyuge viudo, los ascendientes, los descendientes, los hermanos y los allegados. Vamos a tratar cada una de estas categorías, pues algunas de ellas son novedosas respecto del anterior baremo, habiendo cambios sustanciales en las cuantías a percibir en caso de fallecimiento por accidente.

 

1.- El cónyuge viudo.

El cónyuge viudo no separado legalmente recibe un importe fijo hasta los quince años de convivencia, en función del tramo de edad de la víctima, y un incremento por cada año adicional o fracción.

 

A estos efectos del cómputo establecido en el apartado anterior, si quienes constituyen pareja de hecho estable contraen matrimonio, los años de convivencia se suman a los de matrimonio. La separación de hecho y la presentación de la demanda de nulidad, separación o divorcio se equiparan a la separación legal.

 

En el caso de concurrencia de cónyuges o parejas de hecho estables, en los supuestos en que la legislación aplicable lo permita, el importe fijo que establece el apartado 1 se distribuye a partes iguales, y en caso de existir incrementos adicionales, se toma el incremento mayor y se distribuye en proporción a los años adicionales de convivencia.

 

2.- Los ascendientes.(padres, abuelos)

Cada progenitor recibe un importe fijo que varía en función de si el hijo fallecido tenía hasta treinta años o más de treinta. Cada abuelo tiene la consideración de perjudicado en caso de premoriencia del progenitor de su rama familiar y percibe una cantidad fija con independencia de la edad del nieto fallecido.

 

3.- Los descendientes. (hijos, nietos)

Se asigna una cantidad fija a cada hijo que varía en función de su edad, distinguiéndose, en atención a sus distintas etapas de madurez y desarrollo, los cuatro tramos siguientes:

 

a) hasta catorce años,

b) desde catorce hasta veinte años,

c) desde veinte hasta treinta años

d) a partir de treinta años.

 

Por otra parte los nietos tienen la consideración de perjudicados en caso de premoriencia del progenitor que fuera hijo del abuelo fallecido y perciben una cantidad fija con independencia de su edad.

 

4.- Los hermanos.

Cada hermano recibe una cantidad fija que varía en función de su edad, según tenga hasta treinta años o más de treinta. A estos efectos, el hermano de vínculo sencillo se equipara al de doble vínculo.

 

5.- Los allegados.

Este punto es una gran novedad en el sistema de valoración. Son allegados aquellas personas que, sin tener la condición de perjudicados, según las reglas anteriores, hubieran convivido familiarmente con la víctima durante un mínimo de cinco años inmediatamente anteriores al fallecimiento y fueran especialmente cercanas a ella en parentesco o afectividad. Cada allegado percibe una cantidad fija, cualquiera que sea su edad. 

Visto 322100 veces
Inicia sesión para enviar comentarios

Nuestros servicios